Monthly Archives: noviembre 2017

Cómo concluir una clase efectivamente: 6 actividades de cierre memorables

La realización de actividades de cierre al finalizar un tema o curso son elementos importantes de la evaluación formativa y permiten a los docentes identificar los aprendizajes realizados y redireccionar sus acciones de acuerdo al resultado. Sin embargo, es importante que estas actividades sean realizadas por los estudiantes y no por el docente, y que les permitan resumir los puntos clave tratados durante las lecciones o cursos.

 

A continuación te mostramos 6 ideas creativas para realizar un cierre de tema o curso memorable

 

 

Si quieres más ideas para sacarle  provecho a tus clases te invitamos a conocer a Flipwit y a probarlo GRATIS

 

Estas actividades pretenden crear un recuerdo duradero y utilizar el denominado “Efecto de Recencia”.   Este fenómeno ha sido descrito cómo una propiedad de la memoria; en la que el cerebro crea más fácilmente impresiones de los eventos que ocurren al inicio y al final de un periodo de aprendizaje. Para máximizar el efecto de recencia estas actividades deben incluir elementos multisensoriales y utilizar la novedad y la emoción para generar una mejor impresión.

 

Ventajas: 

Estas actividades sirven a los docentes para:

  • Verificar el entendimiento y ajustar la planeación de sus actividades de acuerdo a los resultados.
  • Enfatizar elementos claves dentro de un tema o un curso.
  • Clarificar elementos difusos y corregir malos entendidos

 

Y del lado de los estudiantes son útiles para: 

  • Resumir, concluir y demostrar su entendimiento de los puntos más importantes
  • Consolidar y asimilar información clave
  • Conectar sus ideas con aprendizajes previos o con un marco conceptual
  • Tranferir sus ideas a nuevas situaciones o contextos

 

A continuación te mostramos 6 ideas creativas para realizar el cierre de un tema o curso:

 

1. Video ilustración: Pídeles elaborar dibujos o esquemas de los aprendizajes más relevantes y que con la ayuda de una cámara de video realicen tomas de la secuencia e incluyan la narración de lo que consideren los puntos más importantes.

2.  Portada de libro: Pídeles que diseñen la portada y contraportada de un libro. Utilizarán el nombre del tema o curso cómo titulo del libro, y simularan que un personaje importante escribe el prólogo donde narra brevemente por qué es importante conocer el contenido del libro y cómo se puede aplicar en la vida práctica.

3.  Pitch de elevador: Pídeles resumir los conceptos más importantes en 60 segundos, y presentarlos a otro estudiante que simulará ser un experto en el tema.

4.   Email: Pídeles que imaginen que escriben un correo a un amigo o familiar resumiendo lo que han aprendido y cómo lo pueden utilizar en su vida.

5.   Resumen musical: Pídeles componer una canción sobre los aprendizajes más importantes y que se inspiren en su canción o ritmo favorito.

6.  Galería: Pídeles que realicen un esquema o infografía resumiendo lo que aprendieron y monta una exhibición para mostrar las versiones de todos los estudiantes.

PRESENTACIONES EFECTIVAS – CÓMO EVITAR LA MUERTE POR POWERPOINT

 

Todos nos hemos enfrentado a una presentación de Powerpoint; ya sea cómo estudiantes, docentes, emprendedores, vendedores, entre otros.   Esta herramienta de office ha sido desde hace dos décadas el complemento ideal cuando se trata de presentar una idea.   Sin embargo, no siempre nuestras presentaciones son efectivas y  tienen el impacto que esperamos, y en algunas ocasiones incluso podemos causar en nuestro publico lo que se denomina “Muerte por Powerpoint”.    ¿Por qué sucede este fenómeno? ¿Es normal que nuestra audiencia se distraiga y no logremos transmitir el mensaje que queremos?   La respuesta es simple, ¡NO HEMOS DISEÑADO NUESTRA PRESENTACIÓN ADECUADAMENTE¡ y a menos que apliquemos algunas reglas de comunicación básica, nuestro mensaje no se transmitirá efectivamente a los participantes.

A continuación te mostramos algunos principios básicos para evitar la “Muerte por Powerpoint”.

 

Si quieres mejorar el impacto de tus presentaciones, te invitamos a conocer a FLIPWIT y a probarlo GRATIS

 

 

 

  1. Realiza un guión: La planeación es importante, por lo que antes de llegar al Powerpoint se debe tener claro el mensaje que se quiere transmitir. El cerebro humano está diseñado para recordar historias, y no importa que sea una presentación académica o un discurso comercial; si podemos crear una línea de tiempo con elementos comunes en un relato, será más fácil de recordar.

 

  1. No escribas párrafos: Aunque queramos dejar plasmar todo lo que sabemos, las diapositivas son un esquema y no la presentación completa. Tu audiencia podrá escucharte o leer, así que entre menos texto más atención recibirás.

 

  1. Se breve: Aunque en ocasiones se recurran a sesiones largas de exposiciones magistrales, una presentación debe ser concisa e ir al punto. El cerebro tiene un periodo de atención promedio de 20 minutos, y la memoria de trabajo tiene un límite.   Si quieres una presentación efectiva, menos es más y si tienes que extenderla recurre a pausas activas y permite un descanso a los ojos y cerebro de tu audiencia.

 

 

  1. Presta atención al diseño: El diseño es uno de los elementos más importantes si quieres captar la atención y ser recordado.   Las presentaciones con animaciones, sombras y sobrecargadas visualmente suelen distraer la audiencia, y lucir poco profesionales.   Elige cuidadosamente los colores y fuentes y utiliza imágenes para destacar tu mensaje.

 

 

  1. Evita las plantillas: Después de dos décadas de usar Powerpoint, sus plantillas pueden resultar aburridas. Además, muchas de ellas motivan el uso excesivo de texto e incluyen colores y fuentes que no causan un buen impacto visual.

 

 

  1. Utiliza sabiamente las listas: Aunque tengas muchos puntos que tratar no es muy conveniente mostrarlos todos en una sola diapositiva. Las listas extensas pueden abrumar a tu público, así que distribuye estos puntos en varias diapositivas y utiliza imágenes para hacerlas menos aburridas.

 

  1. Utiliza preguntas: Las preguntas te permiten interactuar con la audiencia y romper la monotonía. Además al incluir preguntas muestras que te importa la opinión de tu público.   Por otro lado, el ejercicio mental de recuperar la respuesta mejora la retención del mensaje que quieres transmitir.

 

 

¿COMO TRANSMITIR UN MENSAJE EFECTIVAMENTE?

Ya sea que queramos cautivar a nuestros estudiantes, o queramos convencer a un inversionista que nuestro producto es el mejor; la comunicación efectiva es una necesidad transversal en el ámbito laboral y personal. Este tipo de comunicación pretende que el mensaje que transmitimos alcance el efecto esperado en el receptor; y aunque debería ser el objetivo de nuestro relacionamiento,  no hemos sido educados para aplicarla.

Los docentes, conferencistas, emprendedores, comerciantes y todos aquellos que se enfrentan con la tarea de persuadir o transmitir un mensaje, se verán beneficiados de aplicar estas reglas; que Frank Lantz ha desarrollado para políticos sobresalientes y grandes empresas y tienen como objetivo cautivar y transmitir un mensaje efectivamente:

 

Si quieres aplicar estas reglas en tus presentaciones, te invitamos a conocer a Flipwit y a probarlo GRATIS.

 

  1. Simplicidad: Aunque desde el mundo académico se nos entrene desde la complejidad y con la premisa del confunde y reinarás, los mensajes simples son los que causan un mayor impacto.   Entonces, si queremos ser recordados, debemos dejar atrás los tecnicismos y las palabras rebuscadas.

 

  1. Brevedad: Aquí es muy aplicable el “menos es más”, ya que el cerebro está diseñado para prestar atención por periodos cortos de tiempo y no siempre se cuenta con una audiencia motivada. Así que, debemos dejar los discursos interminables y recurrir a un número reducido de palabras que expresen con precisión nuestro mensaje.

 

  1. Credibilidad: Solo nos enfocamos en lo genuino y cuando se generan dudas sobre la veracidad de un mensaje, por lo general activamos nuestro sistema de defensa. Por esta razón el mensaje debe ser sincero y sin contradicciones para que nuestra audiencia crea y esté abierta a la comunicación.

 

  1. Consistencia: Aunque queramos abarcar muchos temas, nuestra atención es reducida y la memoria trabaja de una manera particular. Así que debemos concentrarnos en pocos elementos, que deben ser reiterados a través de la repetición.

 

  1. Palabras memorables y sonoridad:  A pesar de que parezca superficial, el cerebro tiene un sentido estético que se ve atraído por elementos como la simetría y el ritmo. En términos de discurso, cuando utilizamos rimas o conjuntos de palabras terminados en la misma letra o con cierta musicalidad, logramos una mayor recordación en nuestros receptores.

 

  1. Novedad: Aquí aplicamos un poco de neurociencia, y partimos que nuestro cerebro está entrenado para detectar y motivarse por los elementos novedosos. En este caso, si sorprendemos a nuestra audiencia con elementos o datos desconocidos, nuestro mensaje será asimilado y recordado.

 

  1. Positivismo: Nos encantan los finales felices, así que los mensajes con aspiraciones y que logran conectarse con nuestras emociones son mejor recibidos y recordados.

 

  1. Visualización: El cerebro funciona mejor cuando construye redes; por lo que si nuestros mensajes pueden crear imágenes mentales, será más fácil para nuestra audiencia retenerlos y recuperarlos en el futuro.

 

  1. Utilizar preguntas: Cuando se nos pregunta, nos sentimos incluidos; además el trabajo mental de procesar la respuesta hará que la audiencia se conecte con el tema y pueda recordarlo más adelante.

 

  1. Contexto: Debido a que somos seres emocionales, necesitamos de sentido para motivarnos y concentrarnos en algo. Por esta razón, la audiencia debe conocer la importancia del mensaje y cómo se relaciona con sus necesidades y aspiraciones.