Cómo funciona la atención: Neurociencia y estrategias

Cómo funciona la atención: Neurociencia y estrategias

Autor:

Flipwit

septiembre 4, 2018

 

La atención es la puerta al aprendizaje; a la vez que es el bien más preciado y con frecuencia escaso en las aulas. Desde pequeños se nos pide “prestar atención”, sin considerar si tenemos control sobre ella, o si es el resultado de la forma en que el cerebro procesa la información. Es por esto que como educadores, conocer cómo funciona la atención nos permite diseñar actividades relevantes y atractivas para la mente de los estudiantes.

 

¿Quieres ganar la atención de tus estudiantes? Flipwit te aporta novedad e interacción.  Pruébalo GRATIS

 

Para iniciar debemos dejar claro, que el cerebro es bombardeado por estímulos sensoriales a cada segundo; por lo que filtrar la información que procesa es parte de la supervivencia. Es por esto, que el cerebro cuenta con filtros que permiten seleccionar la información más novedosa y relevante. Los estudios sobre la forma en que niños y adultos responden a la información sensorial nos ha permitido conocer qué tipo de información traspasa estos filtros con facilidad y por lo tanto puede ser procesada y recordada.

 

La información sensorial que recibimos debe pasar por tres pasos para consolidar un aprendizaje:

 

Primero debe cruzar el Sistema Activador Reticular Ascendente con siglas S.A.R.A.
Después pasará por el sistema emocional o límbico, para ser interpretado en el área del cerebro correspondiente al estímulo y finalmente a la memoria a largo plazo.

 

El S.A.R.A es el área del cerebro encargada del estado de alerta y es esencial para la supervivencia porque filtra la información. Se considera el botón de encendido de la atención, y funciona seleccionando qué información y a qué velocidad debe ser procesada por el cerebro. Imaginen que funciona como Google, filtrando la información que nos interesa de los millones de bits disponibles en la red.

Entonces, el objetivo de una enseñanza exitosa es controlar el flujo de información que pasa a través de este sistema.

Para cruzar el filtro de la atención o S.A.R.A, debemos incorporar sorpresas y novedades en el aprendizaje a través de variaciones en los estímulos sensoriales.

Para lograrlo, es importante incluir estímulos sensoriales o multisensoriales suficientemente atractivos que desencadenen la respuesta de alerta.

 

¿Cómo podemos hacerlo?

Cambios en la voz, en el volumen, en el ritmo, y cambios visuales en los colores. Modificaciones en el movimiento, variaciones en el tamaño,  y otros cambios táctiles, llaman la atención y facilitan que la información sea procesada por el cerebro.

Es por esto que es difícil mantener la atención en una clase magistral. Sin embargo, existen muchas alternativas para mejorarla. Desplazarse por el salón, la utilización de apoyo visual, y el manejo de la voz son algunas de ellas. También se pueden utilizar herramientas tecnológicas como Flipwit que aportan novedad, permiten la interacción y hacen más entretenidas las clases.

 

 

Referencias

Sousa, D. A. 2011. How the brain learns (4th ed.). Thousand Oaks: Corwin Press.

Curso de capacitación Docente en neurociencias. www.asociacióneducar.com

Jensen, E. 2010. Cerebro y aprendizaje: Competencias e implicaciones educativas. Ediciones Narcea, Madrid.

Comentarios